Saltar al contenido
Gersson Sorto Mentor de Negocios para Jóvenes Emprendedores

Espíritu Emprendedor

Espíritu Emprendedor

espíritu emprendedor

Tienes un Espíritu Emprendedor entonces eres de los nuestros y esto te interesa y te va resultar útil.

¿Qué es ser Emprendedor?

No todos tenemos claro que es un emprendedor. No sabemos diferencia entre los términos de empresario y emprendedor. Pensamos que un emprendedor ya, de por sí, es empresario, al igual que damos por hecho que un empresario, es emprendedor.

La función que tienen los emprendedores es, tener la capacidad para contraer los factores de producción, como el capital y el trabajo, para usarlos y producir servicios y bienes.

La gran mayoría perciben oportunidades y algunos usan información que otras empresas o empresarios no ven para producir algo nuevo, es decir, observan la oportunidad de negocio y así, emprender un negocio rentable, incluso un negocio innovador.

A día de hoy, vemos que hay muchos jóvenes emprendedores que tienen un gran espíritu emprendedor pero que no saben cómo comenzar su andadura en la rama empresarial.

¿Qué se entiende por Espíritu Emprendedor?

El espíritu emprendedor podemos definirlo como una capacidad que vive dentro de una persona, es la motivación de ésta para crear algo tras haber identificado una oportunidad de negocio o de rentabilidad.

La persona emprendedora reacciona con gran apertura e intuición a esa idea de negocio.
Así es como se comienza a desarrollar el espíritu emprendedor: con una idea clara y con una lucha interna y externa por hacerla realidad.

¿Cómo podemos desarrollar el Espíritu Emprendedor?

Todo joven emprendedor sabe que no será dueño de un negocio propio de una manera sencilla, pero, realmente, no lo es para ninguna persona.

El camino que se va haciendo, te hace madurar mentalmente de manera muy rápida para llegar a desarrollar plenamente esa idea de negocio que has tenido al principio.

El factor que más peso tiene en éste desarrollo personal y profesional de los jóvenes es el olvido del miedo, de salir de la zona de confort para poder así, comenzar su propia aventura y visión de su desarrollo de negocio.

Aprender a planear, aprender a organizar recursos y también, organizar los propios conocimientos para llegar al logro de los objetivos.

Características del Espíritu Emprendedor

No todo el mundo tiene el mismo espíritu emprendedor. El espíritu emprendedor es igual que la personalidad: cada uno la canaliza y la expresa de una manera diferente.

Lo principal para ser un buen emprendedor es no dejar nunca de generar ideas, por muy pequeñas que sean. No podemos dejar que nuestra mente se adormezca, siempre hay algo en lo que pensar y siempre habrá algo que hay que modificar.

Cada día el flujo de ideas será de distinto cauce, pero ¡no desesperes! Lo mejor es que siempre tengas el cauce con agua, aunque sea poca.

Y si algún día no tienes ese flujo de ideas, no te rindas, es el punto que más hay que recordar cuando uno quiere emprender.

Te encontrarás mil piedras en el camino pero, ¡no te puedes permitir caerte y no levantarte! Debes asumir riesgos, y debes preguntar sobre las cosas que no sabes. No pasa nada por enseñar tus puntos débiles; éstos a la larga se convertirán en los más fuertes.

Debes unir puntos. Una vez que comienzas un proyecto, el tiempo es muy importante, por eso, la unión de ideas te recompensa con más tiempo durante el día.

Siempre tienes que ir reciclándote, en la era digital en la que vivimos actualmente, toda la información va cambiando por días. Esto significa que cada día tienes que seguir aprendiendo sobre eso que ya sabes y, sumando informaciones de lo que no sabes. Aprender cada día es muy importante.

Siempre que comiences algo ¡termínalo! No dejes nunca algo a medias. Y, recuerda, debes de tener un entusiasmo contagioso. Si tú sonríes, los demás lo harán contigo y habrán más posibilidades de que el proyecto salga bien.

Mujeres Emprendedoras: Una Nueva Era

El papel que tiene la mujer actualmente en el desarrollo de la economía, es a través de las creaciones de diferentes empresas.

El impacto que ésto está ejerciendo en la sociedad y el impacto de unión de fuerzas de todas éstas mujeres emprendedoras, se está dando en muchos frentes.

Las mujeres emprendedoras no sólo están creando negocios rentables, están creando empleo, no sólo para ellas si no, también un mercado laboral extendido a otros.

Además, éstas mujeres emprendedoras, están generando una mayor calidad de vida y de salud; nos enseñan a conciliar la vida laboral y la familiar.

Todas éstas mujeres emprendedoras, que han dejado a un lado el miedo y han salido de su zona de confort, tienen cosas en común, cómo por ejemplo su capacidad de multitarea. Capacidad de crear y realizar varias cosas a la vez.

Tienen que trabajar además de tener una casa, la crianza de sus hijos y el desempeño en la familia. Podemos recalcar también su gran orientación al logro. Siempre encuentran un deseo alcanzable que las ayuden a llegar a una meta concreta; son creativas, mejoran o crean productos.

Éstas emprendedoras poseen una tolerancia alta al riesgo porque al sumarse su orientación al logro, saben que lo que se vayan a proponer lo van a conseguir. ¡Siempre se encuentran motivadas!

Y por último, éstas mujeres son independientes y poseen de una autonomía muy alta. Su propio deseo de conseguir algo mejor con sus recursos hacen que sigan hacia delante.

¿Cómo Emprender un Negocio?

A la hora de emprender un negocio en lo primero que pensamos es en el desembolso que vamos a tener que hacer según la idea que tengas en la cabeza en ese momento.

Cuando hay que decidir, hay que hacerlo después de un retiro de reflexión.

¿Qué negocio se está aproximando más a mis habilidades y conocimientos? ¿Poseo del dinero y del tiempo para comenzar a ponerlo en marcha?

Hay que empezar a organizarse desde el momento cero de ésta aventura. No todo negocio es rentable, por eso todo tiene que estar planificado y pensado. No podemos tener mucho margen de error. ¿Cuáles son mis expectativas? ¿Cuántos socios seremos? ¿Empezará a funcionar mi negocio en el primer mes o se alargará? Hay muchas preguntas a tener en cuenta.

Todo proyecto, todo negocio requiere una inversión que, con el tiempo, se intenta recuperar.

De éste modo, hay que elaborar un presupuesto inicial, para poder evaluar todo gasto que lleve el negocio. Todo varía en función del capital que tengamos disponible y registrado. Así siempre tendrás definido el dinero del que dispones en tus movimientos empresariales.

Y ahora, ¡da visibilidad a tu negocio! ¡monta una web! ¡DIFÚNDELA! Es el momento de ir a la calle y buscar compradores y cómo no, algún socio que quiera avalar tu idea.

“La gente que me gusta”